Gold Medieval Rol



Gold Medieval Rol


 
ÍndicePortalGaleríaCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Interfectorem el forajido II [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Interfectorem el forajido II [Libre]   Jue 28 Jun 2012 - 16:21

Parecía ser que nos habíamos desviado de nuestro objetivo, y claro, si la lluvia había arruinado mi mapa y el terreno se mostraba cambiante por el clima... no me extrañaba. Ahora comenzaríamos a lamentarnos, benigno sea el grisáceo manto en el cielo que ahora exhalaba sol y no irritantes gotas de agua; además necesitábamos un respiro, ese largo viaje fue un exceso ya sea que lo hubieren recorrido caballos.

—Propongo que descansemos, hoy tienen turistas por aquí así que deben haber vendedores ambulantes y algún que otro festejo pequeño con pólvora, nos merecemos un irrisorio momento de ocio ¿verdad...?— al mencionarlo lo expuse extenuado como deseando que me dieran la afirmativa pese a los contratiempos. Entre la muchedumbre habían unas cuantas caruchas sospechosas, tal vez la casualidad no era la que nos había arrastrado a esa confusa locación... si lograba encontrar a alguien que vendiera mapas o algo similar nos encaminaríamos otra vez, aunque me inquietaba cada vez que imaginaba el instante en que convergía con Averno.

...también necesito comprar urgente un mapa: el repetitivo panorama de la llanura confunde, alguien debe tener.
Como era de mañana las cuestiones comerciales emergerían como gusanos naciendo de excremento, si bien no dormimos en toda la noche las cosas podían ponerse favorables, ¡¿o qué...? malditos dioses que no nos alcanzaban una!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Jue 28 Jun 2012 - 22:14

Algunos nos miraban con un gesto de extrañeza: a Abysso por sus tenebrosos ojos de carroñero nato y su tez, pálida a más no poder; y amí por mi pelo azul claro y por el agujero del vientre. A Aly apenas se molestaban en examinarla, o eso creí, puesto que a primera vista era una humana normal y corriente, ¿no?

Bueno, ahora lo importante constituía la orientación y Abysso lo expresó mediante la necesidad de un mapa de esta zona. Nunca he estado en un mercadillo de este reino, y me picaba la curiosidad por saber lo que esta gente ofrecía. Bueno, tampoco fue pa' tanto, pues, tras mirar un par de puestos, quedó claro que Gold era una isla ordinaria y sin muchas cosas interesantes. Sin embargo, en unas pocas tiendas encontré cosas bastante raras. Quería examinarlas, pero mi grupo seguía avanzando, en busca de un mapa, según Abysso. Como golpe de colofón, algo me alteró por dentro... ¡y era que tenía hambre!

La oferta de Abysso de reposar aquí la vi con buenos ojos, por lo que asentí a su propuesta de descanso. Aun así, no debíamos de olvidar a su hermanico. Este sería capaz de acudir aquí y poner el mercado patas arriba, pero normalmente los que nos creemos muy chulicos y poderosos dejamos que los confiados vengan hasta nosotros... ¡Averno, no te escondas por mucho tempo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Vie 29 Jun 2012 - 14:20

Habíamos llegado a lo que parecía un lugar que estaba dominado por edificios que antaño habían resultado ser grandes construcciones de piedra, pero apenas quedaba nada de eso ya, ademas, esa tierra era así siempre, y es que en mi opinión si un dragón se enfadaba mucho, y si era bastante grande... podría causar estragos por lo que si encima eran varios enfadados en sus formas dragonas... eso podía ser una razón del porqué todo estaba así.

La gente, bueno, los dragones en su apariencia humana miraban muy de reojo a mis dos compañeros de viaje. No me extrañaba nada, verles hacía daño en las pupilas como cuando miras a la nieve que está dámdole el sol. Abysso dijo que necesitaba comprar un mapa, yo necesitaba más flechas, pero ya iría más tarde por ellas. Ahora tenía sueño,... más que cualquier otra cosa y por si luego hacía demasiado calor, prefería aprovechar el frescor de la mañana.

- Ve donde necesites, yo quiero una cama- y luego añadí mientras buscaba la cartela de algún lugar que indicara "Posada"- y una cerveza de desayuno si es posible...

Localicé el objetivo, se llamaba "La piedra y el barril se casan", ése nombre me gustaba, además, había una piedra al lado de la puerta y un barril en el otro... perfecto pensé. No había nada más bonito que un paisaje armonioso. Empecé a desmadrar en mis pensamientos, entré y pedí una habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Vie 29 Jun 2012 - 16:28

En eco de acomodarse la tripulación "Triple A" como la llamaba Azoxeroth por bromear se distendió a mi señal, yo iba a buscar un mapa de buena calidad mientras Aly se fue a dar una vuelta por ahí, tal vez descansar, tal vez robar, no sé, era impredecible para mí, lo bueno era que ahora ya teníamos un relacionamiento de camaradería aparente; con algún que otro gesto busqué persuadir a mi amigo demonio para que hiciera lo mismo que Aly... un momento ¡¿Yo usé la palabra ''amigo'' al referirme a un ser vivo!? eehh, como sea, no sé como funciona eso de la amistad en las realidades infernales por culpa de haberme criado entre humanos, vampiros y elfos oscuros más que nada.

Un humano anciano de ojos rasgados como si fueran líneas se me acercó, me pareció buena señal puesto a que esta gente tiene reputación de saber mucho de montañas, medicina, mente, dragones y pólvora, ¿por qué no iba a poder ayudarme con un mapa del reino con dragones? . . .
—Hola señor, yo...
—你是上帝在以前的生活!— me interrumpió en extraño lenguaje basado en tonos raros.
—¿Qué-qué? y tu madre lo será más, por las dudas.
—No-no, mi tío quiso decirte que te conoce, de otra vida, dice que usted fue un dios muy poderoso lleno de habilidades geniales— traduce un joven que aparece por detrás del viejo presentándose como el sobrino, al menos él sabía comunicarse en básico goldmita; también tenía esos ojos rasgados como simulando líneas en su cara.
—但暴政的谴责,你被开除,另一个现实,因果报应的正义...— añadió el vejete y su sobrino me tradujo el final de la historia: parecía ser que en mi otra vida fui un dios muy poderoso que por ser tan tirano fui expulsado por los demás dioses a una dimensión en la cual mis poderes fueran equivalentes al funcionamiento físico de la realidad escogida, o sea, tuve que meterme en un cuerpo débil para sobrevivir a tales condiciones dimensionales, pero como no quería perder toda mi muchosidad, me metí en la forma corpórea más poderosa que así entendí en ese momento de pánico... un demonio.

—Bueno, muy interesante la demencia de tu tío, la vejez tiende a hacerle eso a los humanos ¿no crees? Pero les pagaré con estas armas de bronce que le robé a unos draconianos si me dan un mapa original de toda la zona— así deglutí la emocionante charla con esos individuos, ¡y vaya! no se ofendieron, con una sonrisa me señalaron a dónde ir a comprar el mapa implorando que no les diera nada a cambio... Fuhff, qué poca ambición, me incomodaban.

Como estas zonas no las conocía tanto como a las del Reino Humano estaba bajo la consigna de no meterme en líos, no subestimaría a gente de este lugar tanto como lo hacía con los del reino el cual yo habitaba cotidianamente ¿Miedo tal vez? No lo creo, además aquí sería el último lugar en el que imaginaría a un siervo de Interfectorem acechando. Eso deseaba al menos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Vie 29 Jun 2012 - 22:25

Nuestro grupillo tuvo que fragmentarse por razones diversas. Mientras Abysso buscaba con cierta ansia un mapa con el que redireccionarse por estos lares, Aly manifestó sus ganas de reposar. Era más, mi aliado demoníaco me intentó convencer de acompañarla, en forma de sórdidas gesticulaciones. Le sonreí mostrando mis dientes, y me dirigí a él en lengua demoníaca:

- No te preocupes, tío, cuidaré de ella.

Y entonces llegó el momento en que fui en pos de aquella moza. La mañana se había levantado un poco ajetreada. Si no llega a ser por un par de empujones, habría perdido de vista a aquella enana. Y pensé en ese término porque ella tenía una estatura particular. Bueno, finalmente, contemplé que se metía en una posada donde recuperar forzas.

Al parecer, pedía algo de reservar un cuarto pa' ella sola. ¿Dormir en posadas? Se me antojaba un poco incómodo, pues yo prefería dormir al aire libre. Y hablando de eso, no estaría de más probar echar una cabezadita. Hace dos días que no dormía, pero mi organismo demoníaco podía suplir esa carencia de sueño. En épocas en las que la actividad demoníaca se volvía desenfrenada y dominada por el fulgor críonico, un Señor del Caos llegaba a estar despierto tres semanas...

En resumen, me limité a dirigirme a la barra y pedir un buen trago para el gaznate y un buen plato de desayuno. La gente tenía el corazón en un puño al ver a un individuo que tenía un hueco en la barriga, algo tan poco corriente como un perro verde. El psoadero no llegó a advertir la Hoya, simplemente se extrañó por la mandíbula de mi mejilla derecha, antes de largarse a cumplir mi pedido de comida matutina.

''Mmmm, jabalí asado...'', el olor del manjar era tal que no encontraba las palabras adecuadas en este post para expresar lo deliciosamente exquisito que sabría ese cerdo salvaje sazonado...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Sáb 30 Jun 2012 - 9:32

El posadero me había ofrecido varios tipos de calidades de las salas, pero yo me conformaba con cualquier cosa, más que nada cualquier cosa era mejor que una manta a ras de suelo sobre arena o rocas. Situaciones en las que ya había tenido que dormir, la arena se metía por partes inimaginables y era realmente incómoda, además lo que al principio parecía blandito cuando amanecías era como despertar sobre una losa. Y las rocas/piedras... no hace falta que diga porqué eran incómodas. Cuando le respondí me limité a decir

- Mientras no tenga chinches dame lo que sea,...- me detuve, esta frase podía dar lugar a engaños- enséñame las habitaciones y elijo la que me guste más

El hombre se encogió de hombros y le hizo un gesto a una mujer algo mayor y ésta me enseñó los cuartos, me decidí por uno de calidad media que tenía mejores colchones pero en ninguna parecía que hubiera insectos ¿se los comerían? los lagartos comen insectos y si alargo esa regla... quizá los dragones también los tomaran como tentenpié.
Según elegí habitación me tiré sobre la cama y me quedé inconsciente. No les dije ni en qué habitación estaba por si surgían problemas, pero tampoco sabía yo en qué número me había metido, simplemente me acordaba de los pasos que había dado y por dónde había pasado...

¡Que sueño! Este paisaje no tenía pinta de ser tán fértil y me notaba más melancólica y eso afectaba a mi ánimo... ¿Porqué? no lo sabía muy bien
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Sáb 30 Jun 2012 - 15:51

—Gracias, gracias señor— me dijo la vendedora al cual le pagué el mapa con todo lo que les había quitado a mis últimas víctimas camino al reino, o sea, pagué más de lo que debía: odio andar cargado de cosas, pero ella creyó que lo hice de bondadoso y debe haber confundido mi aspecto con el de un draconiano, pues así con más razón.

Faltaba bastante para el mediodía así que podría acomodarme a la sombra de alguna de esas rocosas estructuras que dan elegancia a las ruinas, alejado del gentío y partes concurridas, allí estaría bien...

Un exiguo forcejeo me despierta, cinco niños habían robado mi mapa, al verme despertar cambian sus risas a gritos y comienzan a huir de mí.
—¡Maldita sea larvas humanas!
Los perseguía pero conocían bien el terreno de escape que escogieron, como si fuera un laberinto no sólo eran como ratas escabulléndose sino que entre que se pasaban el mapa de uno a otro y ya no sabía si eran cinco o tal vez más ¡...mis habilidades no eran suficiente para sus tácticas!

Uno pasa por un pequeño hueco en un muro y ello me frena pues tuve que recurrir a impulsarme con mis extremidades psíquicas para saltarlo, decidí correr por sobre las elevaciones rocosas para cercenar camino y encontrar atajos; el rompecabezas de infantes revolviéndose en esa maraña de escombros me estaba desquiciando así que comencé a hacérmelo fácil...
—Espere, espere, yo no lo tengo— rogó el primero que atrapé.
—Lo sé, no te lo tomes personal pero...— contesté al pequeño antes de degollarlo contra cierta valla de rocas, algún amiguito de él vio ese hecho y gracias al miedo unos cuantos comenzaron a abandonar el irritante juego de persecución por lo que se me hacía más fácil entre los que sobraban perseguir al indicado, al que tuviese el mapa.

Allí lo vi a uno frenar entre dos paredones, muy confiado y seguro de que estaba oculto, roté la cabeza y vi como los otros comenzaban a acercarse a ese lugar como si fuera el punto de encuentro final, tal vez así lo planearon, ¿unos mocosos ya tan grandes estrategas?
—¿Dónde están los otros Tulle?— dijo uno.
—No sé, es como si Maina, Terr, Efres y Lucius nos hubieran abandonado, por eso se rompió la cadena de pases y distracciones en el escape.
—¿Y si ese hombre los mató?
—No creo ¿no lo viste cuando llegó con sus compañeros? el tipo era gracioso y andaba muy...
—Oh sí, cierto, es la clase de torpes que simulan ser muy importantes pero siempre se la pasan de torpeza en torpeza ¿no? ¡JAJAJAA!

No mucho me interesaba a quedarme oír la conversación, en especial por lo que estaban diciendo esos prejuiciosos malnacidos, ni bien comenzaron a reirse a las carcajadas les caí desde arriba y los sujeté con mis tentáculos psíquicos...
—¿Así que cómo es que soy?
Llenos de pánico no podían responderme y uno ante la situación decidió confesar:
—Aquí está su mapa, ¡no nos mates! ¡nos rendimos!
—Muy tarde para eso pequeños, como buenos ladrones decidieron huir hacia este laberinto, pero perderse en la multitud es mejor estrategia, ojalá lo hubieran adivinado antes: entre la muchedumbre es más difícil atraparlos y, jeje, no corren peligro de ser asesinados por su perseguidor...— al expresarlo así tomé mi mapa mientras rogaban y lloraban y moqueaban, era una escena que a cualquier desalmado conmovería, ¡eran niños o sea...! perdonarlos era el mejor resultado, un desenlace adecuado.

Antes de estrellar la cabeza del primero contra una roca, torcer el cuello del segundo, asfixiar a la otra, acribillar a golpes al siguiente y proclamarme un grandísimo hijo de... pues llegó un adulto a interrumpirme:
—Soltad a mis estudiantes, criatura vil— profiere con firmeza y me arroja una piedra a la cabeza que me obliga a dejarlos escapar a esos chiquillos.
—¿Así que no eres el padre de ellos, pero en cambio como tutor has osado entrenarlos en el arte de robar?
—Así es.
—Me agradas, idiota, así que ahora me iré de regreso a la zona festiva donde andan celebrando, sólo espero no volver a verte ni a tí ni a tus cucarachas porque juro que ya no me agradarán.
Parecía ser que el draconiano ese no sabía que yo había asesinado a una de sus humanas mascotas, por ello no me hizo lío cuando le daba la espalda; si se enteraba luego, hasta podría convertirse en un informante de Interfectorem pero, ¡no ¿qué cosas digo?! demasiada locura como para que se volviere realidad, además, ¿qué podía saber ese tonto de mi medio hermano?


Interfectorem
Simpatizantes a la causa de Averno rondaban por las Ruinas, agotados de seguir órdenes deciden parar un momento a embriagarse y recobrar fuerzas, parecía ser que ese lugar llamado "La piedra y el barril se casan" era un excelente espacio para charlar sobre el tema Abysso (que era además de lo que venían dialogando con mucha apertura).
A diferencia de los maleantes con los que suele tener mala vibra Abysso, éstos tenían cara de profesionales y no de improvisados chapados a la antigua; hábiles con la palabra, las espadas y chuchillos, engaños y trampas, hasta gente del buen negociar:
Spoiler:
 
Spoiler:
 
Spoiler:
 
Spoiler:
 
La misoginia de Interfectorem era peor que el machismo de Abysso, era difícil verlo aceptar mujeres entre sus reclutas, si la había era porque debía ser una aliada indiscutible.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Sáb 30 Jun 2012 - 21:47

En casa llena, pronto se endereza la cena. La posada era un modesto hervidero de gente, que entraba vacía de estómago o de energía, y salía más o menos satisfecha, pero con bolsillos de mendigo.

Y yo, junto con aquella baja humana, estaba ahí. abasteciédome de las viandas ofrecidas: una jarra de cerveza fría junto con una buena pata de jabalí asado con salsa de almodrote. Me senté en un taburete donde había al lado una mesa redonda y me puse manos a la obra, una vez que trajeron el desayuno, la comida más importante del día.

Me desentendí parcialmente de la gente circundante, ahora sólo estábamos yo y aquel manjar, acompañado de un par de tragos de la bebida alcohólica. Era un momento de relax en el que podía despejar la mente y saciar el apetito. De Abysso hace ya unos minutos que no sabía nada, confié en que ya tuviera su objeto requerido. ¿Y Aly? Pues estaría por ahí, desperdigada por algún recoveco de la posada.

Al poco rato, cuatro figuras encapuchadas hacen presencia en el establecimiento. Tres parecían tíos, mientras que la otra se delató como mujer por su pronunciado pecho. Sospeché de que fueran sectarios, como ese tal Rocnus. Lo mejor que se me ocurrió fue no quitarles el ojo de encima. Mi vista tenía tres ejes: aquellos cuatro pimpollos, la escalera por la que se perdió Aly y aquel delicioso plato.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Sáb 30 Jun 2012 - 23:16

Hacía calor, me había acostado pero estaba sudando y eso sólo me producía malos sueños y alguna que otra pesadilla agonizante. No paraba de despertarme, uff... y el mal genio que se me estaba poniendo... cansada, acalorada ¿y ahora? mi estómago rugió como un león. Me llevé las manos a la tripa... bueno, al menos había pagado la habitación y preferí al menos comer algo y resolver uno de mis problemas, el calor lo resolvería con un baño de agua fría y luego ¡a descansar! Apenas había logrado dormir una triste hora, era suficiente, pero sinceramente cuanto más pudiera dormir mejor...

Bajé por las escaleras y vi a Azogue. Iba sólo con la ropa de viaje, me parecía cómodo para andar por la taberna, si salía ya me pondría de nuevo la armadura, pero mientras así me quitaba de la sensación de calor tan horrible.

- Mesonero, ponme un buen vaso de leche fría y queso fresquito- la cerveza ahora no me entraba y lo que menos necesitaba era alcohol recorriendo mis venas y que me provocara más sensación de calor. Me senté al lado de Azogue, que tenía un suculento plato delante y aún así su mirada parecía distraída

- Buenos días, ¿no te gusta? - le dije señalándole el plato, que por lo menos a mi, me olía de maravilla
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Dom 1 Jul 2012 - 15:47

—¿Sabes cuál es la mejor estrategia Othara?— se dirigió Perro el Tramposo a su compañera de trabajo con su voz ronca y aguda, los cuatro disfrutaban sus platillos bajos en calorías y bebidas alcohólicas suaves.
—Ay, a ver, ya dime y déjate de misterios, y no me llames por mi nombre tonto, por algo tenemos apodos.
—Bueno, bueno, tan estricta tú, Arpía, te cuento... Un buen trabajo se hace a través de otros, convertir ayudantes en activos, sino actuando nosotros cuatro estaremos a puros gastos en busca de Abysso.
—¿A qué te refieres?— pregunta Drake con el tenedor en la boca demostrando su falta de etiqueta a la hora de comer junto a otros.
—Por ejemplo, ¿ven a ese sujeto rudo de aquella mesa? Pese a que tiene un agujero en su estómago sigue en pie y encima comiendo con su katana visible sin ninguna inseguridad, él podría sernos útil: que se canse él buscando a Abysso, él y algunos otros que escojamos... luego de que hagan todo el trabajo nosotros nos llevamos la mejor parte.— expuso en detalle su punto con mucho entusiasmo el Tramposo.
La mesa de Othara no parecía muy disimulada, en lo que Perro hablaba sin cuidado Blake y Drake delataban con sus miradas que ni eran de reojo.
—Bueno, puede ser un exclente plan al final Perro, pero no quiero demonios en nuestros asuntos y él lo parece, ya suficiente con tener a Blake como el dragón del grupo y al Interfectorem como empleador— Othara la Impía incluye su postura ante lo hablado; siguen deliberando respecto al tema en tanto Alywe se aparece frente a Azogue ocasionando un repentino silencio entre los encapuchados.
—Buenos días, ¿no te gusta?
---

Me había olvidado en dónde era que encontraría a mis aliados, así que comencé a dar vueltas cerca del punto donde nos separamos, iba encapuchado para no llamar la atención con mi aspecto y así pasar desapercibido ante cualquier prejuicioso que tuviera malas experiencias con demonios. De todas maneras estaba tranquilo de saber que Azoxeroth estaría en cuidado de Alywe, y viceversa, el viaje les había caído bien al menos, eran el equilibrio perfecto entre mesura, caos, agilidad y fuerza así que mi preocupación radicaría en mí mismo ¡Genial! Ya habiendo comido a un niño tal vez aprovecharía el momento de descanso para jugar... y había unas damas hermosas con abanico en aquella esquina frente a esa posada, ¡uy!
—Buenos días virtuosas doncellas, soy Lord Mortrum de Rosbasha— saludé con una reverencia de caballeroso galán, ellas rieron como avergonzadas pero una se animó a responder:
—Oh Milord, ¿Es usted conde, duque o hidalgo? la nobleza de su sangre es emanada con fervor de sus bellos rasgos
Y pude saludarla con un beso en sus nudillos, estaban bien embellecidas: desde sus labios, senos, vestidos y perfume hasta el detalle del lunar cerca de sus narices, tan coloridas y me estaban prestando atención, ¡vaya!
—Soy conde.— mentí guiñándoles el ojo muy seductor.
—¿Qué podemos hacer por usted Señor Mortrum?— expresó la rubia rosándose con la pelirroja mientras me hablaba.
—Soy un visitante en este reino, díganme qué tienen para ofrecerme agraciadas damiselas.
Entre las seis risueñas y mimosas me tomaron de los brazos halándome hasta un callejón... creo que podía imaginarme cómo terminaría algo así. Y me gustaría, de seguro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Dom 1 Jul 2012 - 22:20

No presté demasiada atención a la manduca, si bien que me la comí, pero más lenta y aletargadamente. Estaba pendiente de lo que aquellos cuatro raritos hicieran/hablaran/actuaran, mas fueron unos 60 minutos muy tediosos e inútiles. Ni siquiera la cerveza sirvió para compensar aquella pérdia de tiempo valioso.

Mi pié derecho dio tres nerviosos toques en el suelo de la posada, consumido por la horrenda espera. ''Abysso, ¿adónde coño fuiste?'', maldije mi falta de de paciencia. Los cuatro ratones seguían espiándome sin vacilación ni vergüenza alguna, y esto me empezaba a mosquear. Antes de aparecer Aly, me enteré de que eran lacayos al servicio de Averno. La cosa se caldeaba por segundos, pero desistí en acercarme a ellos: primero, porque no me apetecía y que acudieran ellos si les viniera en gana, y segundo, porque Abysso debe estar presente para poder desatarse aquí el desmadre.

En cuanto a la chavala, le contesté ejecutando un breve cabeceo como forma informal de saludarla, pero seguía estando atento en el asunto actual. Ya había casi terminado aquella nutritiva pata de jabalí, cuando además, Aly me dijo que si no me gustaba. ¡Que me parta un rayo si alguna vez no me gustaba aquel manjar de los dioses! A su pregunta respondí alzando la ceja izquierda y poniendo cara de ''¿Qué clase de broma es esta?''. Pero claro, algo le debía de contestar. Sin dejar de mirar a aquel cuarteto de identidades, le repuse:

- Esto está de muerte - lo siguiente lo dije en forma de susurro y rápidamente, gracias a que se sentó justo a mi lado - Están hablando de interceptar a Abysso... - sabía que me estaban escuchando, así que procedí a continuar con el hilo de la comida para no hacerles engendrar sospechas - ¿Quieres un poco de carne de jabalí?

A ver cómo se desarrollaría esto. Odiaba esperar los acontecimientos. Si por mi fuera, les daba a todos un par de toques de katana y listo... No era propio de mí aguantar tanta sosepcha y tontería.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Lun 2 Jul 2012 - 6:31

No había reparado mucho en la gente que había en la taberna, pero era cierto que había un grupo que en cuanto oyó "Abysso..." paró de hablar para mirarnos. Yuo ahora daba la espalda a la barra mientras sorbía mi leche... mmm deliciosa y fresca leche para quitarme el calor. Era lo único que quedaba de mi desayuno, lo demás lo había devorado con avidez.

¿Quieres un poco de carne de jabalí?- me preguntó Azogue

- ¿Jabalí con leche?- me encantaba mezclar cosas pero nos estaban mirando muy fijamente y decidí que si me iba a indegestar mejor otro día- quizá más tarde...

De todos los que había ahí la que más impresión de dió de peligro fue la mujer, más que nada porque era muy joven, bien pareciday proporcionada y si era capaz de mantener a esos tres que la acompañaban a raya, merecía más atención, aún así, no me amedrenté. Mantuve un pulso con la mirada con el segundo individuo, al que no veía bien la cara, pero uno sabe cuando le están mirando. Mientras le miraba pasó un pensamiento por mi cabeza
"Y ahora cuándo leches- bebo trago- me pongo yo la armadura..."
Empecé a maquinar... odiaba perder los pulsos de cualquier tipo. Pero visto lo que llevaban encima prefería perder un pulso y ganar una reyerta a ganar un absurdo pulso y acabar muerta. Así que se me ocurrió una estrategia... "si se ríe ya no gano".
Ni corta ni perezosa le guiñé un ojo mientras sonreía, el otro al final se rió y bebió un largo trago de zumo de cebada fermentada- me voy arriba- le dije en voz baja a Azogue. Y dejé el vaso encima de la barra para subir las escaleras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Lun 2 Jul 2012 - 17:38

Resultó ser que esas mujeres eran mujerzuelas que cobraban por sus servicios sexuales, ¿cómo no lo noté? Yo creí que les gustaba, las costumbres de este reino no las entiendo, ¿quién rayos se viste así para mostrarse como cortesana? pero en especial ¿¡Quién rayos viene a trabajar de eso a un lugar como éste!? o sea ¡son ruinas!

Para colmo una vez en ese callejón hecho de escombros y restos me robaron, como no tenía a la vista nada de valor... adivina-adivinador ¿qué cosa le robaron al señor seductor? ¡El condenado mapa! ¡Por el hueco estomacal de Azoxeroth! Me distrajeron con encantos y caricias mientras la rubia me sacudió la cabeza con un garrote, al quedar aturdido escaparon volando en un dragón (de seguro el jefe de las seis quien se lleva la mitad de lo que ganan).
—Tengo que dejar de hacerme pasar por gente adinerada, no sólo se llevan una decepción los que me roban sino que nunca salgo bien parado. . . . —¡Perras del mal!— finalmente les grité alzando mi puño al aire mientras a quince metros del suelo se burlaban de mí aunque no con mucho entusiasmo: un mapa de esos era el peor robo de todos; después de todo debí sospecharlo igualmente, la rubia también era de raza demonio como yo y la pelirroja vampiro, ¿qué más podía esperar? además ese golpe y con esos brazitos delgados no lo puede efectuar una humana cualquiera. Mal día.

Me quité el polvo de la ropa y me volví a poner la capucha para tapar mis rasgos infernales, salí del "callejón" y pasando cerca de esa hospedería de nombre interesante, vi a Azoxeroth de cliente allá sentado, sin dudas era uno de esos lugares a los que nunca entraba: era limpio, tranquilo, sin bárbaros o borrachos notorios, un clima de prudencia, ¡¿Qué cuernos hace ese allí!?
Como todavía estaba aturdido por el golpe y veía borroso me quedé recostando la espalda en la entrada del lado de afuera y mirando mis pies, el mareo ya se me pasaría, el problema era que me sangraba la nuca un poco y el cosquilleo incomodaba.
---

—Mira Othara, ahí llegó otro, está en la entrada, ¿los engañamos para que busquen a Abysso por nosotros?— comenta Perro.
—Bien, no te detendré, quiero ver como te manejas con ese tipo de planes Tramposo— contesta ella.
—Se parece al pálido que vimos pasar en un carro de caballos hace poco, ¿no? ha de ser él.— menciona Drake.
—Es verdad compadre, tiene que ser vampiro, mira como se cubre... ¿sabes qué Perro? yo voy a reclutar al de afuera y tu trata de convencer al demonio con un agujero en su pansa— enuncia Blake el tan argüido plan mientras Othara resopla mirando hacia el techo atosigada de soportar la incompetente testosterona que le tocó de equipo.

. . .

—Buenos días guerrero, soy sir Loren Della'Tour, me preguntaba si le interesaría ganarse unas cuántas monedas de oro por ayudarnos a encontrar a este sujeto descolorido de nombre Abysso— mintióle a Azogue el tal Perro desde su nombre hasta su oferta, y mostrándole un papel con un retrato de Abysso en buena calidad se presentó amistoso.
---
—Buenos días encapuchado, soy el Conde Ura Kahn del Este y me preguntaba si no le apetecía ganarse unas cuantas monedas de oro por ayudarme a mí y a mis colegas a hallar a este demonio de nombre Abysso...— me dijo un sujeto con ojos de dragón sin darse cuenta que yo era a quién buscaba, deduje enseguida que trabajaba para Interfectorem así que podía usarlo para tomar ventaja.
—Pero claro que te ayudaré— coloqué mi mano en su hombro tapando mi boca y nariz con un pliegue de mi capa, fingí tosiendo estar enfermo así no sospecharía de que me estuviera cubriendo tanto el rostro. —...es más, tengo un par de amigos que se unirán a mí para ayudarte a tí y a los tuyos con ese tal Abysso— añadí impulsándolo a caminar conmigo hasta adentro muy amigable para presentarle a Azoxeroth quien... ¿también estaba hablando con un simpatizante de mi medio hermano? ¡Vaya fieles los de Averno que saben elegir bien a sus soldaditos! —Por cierto, llámame Blake.

Azoxeroth terminaba de hablar con ese sujeto y al verme entrar casi abrazado del conde antes de que reaccionara de alguna forma me mostré jovial:
—¡Hola mi buen! parece ser que tenemos trabajo al fin, un tal Abysso es al que tenemos que encontrar— al expresarselo así le guiñé el ojo encendiendo el otro de un pigmento rojizo —... ¿Has visto a Aly?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Mar 3 Jul 2012 - 0:12

Y ya venían a la carga...Uno de los encapuchados se presentó como un tal Loren. Dijo que era noble, pero no me lo tragué. Normalmente, la gente de alcurnia no iba encapuchada aun sitio público, y menos a una apestosa taberna a buena mañana. Los ricos desayunan en sus casas y normalmente un grupo de estos pomposos afeminados no iban sino a fiestas de alta clase y glamur.

Aún así, le seguí la corriente y escuché con atención sus palabras. Tenía a mano dos opciones: pasar a la acción y dejar el local hecho un basurero, o bien, simular ser un caza-Abyssos. Aunque la primera alternativa sonaba muy tentadora, tuve que seguirle el juego a esta panda de degenerados, pues Abysso se presentó en la escena y vi su guiño, en símbolo de complicidad. ¡Con lo mal que se me da el teatro! Estábamos los cuatro juntos. Podía desenvainar la katana y liarme a cortar cabezas, pero la de Abysso era imprescindible en estos momentos. Mi mano izquierda tembló ligeramente, quizá por las ganas de desencadenar una masacre o por el rollo en el que estábamos metidos entonces.

En cuanto a la pregunta de Abysso, levanté la mano derecha, indicando que se esperaran, que ahora iba a por ella. Fui hacia las escaleras por las que Alywe ascendió. Subí los peldaños de tres en tres. Por el rabillo del ojo comprobé que nadie me seguía.

Al final del pasillo, vislumbré a Aly. Me deslicé hasta su posición mientras esta se giraba debida pequeña carrerilla hasta ella. Con voz pausada y un poco más seria que antes, le dije:

- Abysso está aquí. Pretende utilizar a esos cuatro aprovechándolo a su favor. Tú síguele el rollo a Abysso y si algo falla... a las armas.

Ahora tocaba jugar a Identidades Señuelo. Este hobby no me interesaba en absoluto. La única identidad que tenía era Azoxeroth Guetrovikkor, conocido mundialmente como Azogue y en Delork-Kas como el Míster. Tarde o temprano nos tendrían que pillar, fijo que la tía de ese cuarteto sería la primera en calarnos...

Esperé a que Aly me acompañara para descender por la escalera de aquella posada e iniciar el teatro, con Abysso como director de la obra.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Mar 3 Jul 2012 - 6:29

Sólo me había puesto la armadura por prudencia, pero vi a Azogue ponerse a mi lado y contarme el genuino plan... corrijo, el suicida plan de Abysso. una cosa es que a él le encantara vivir experiencias extremas y darles un toque melodramático pero incluso para mi eso era pasarse.
Miré a Azogue con la cara de "¿porqué?". Luego levanté la vista al techo al tiempo que suspiraba larga y pesadamente.

- Un momento...- dije volviendo a entrar en la habitación. Me guardé una cuchilla de afeitar que alguien había dejado olvidada en esa cochambrosa habitación, otra cosa no, pero eso cortaba como un demonio. Últimamente había demasiadas expresiones con demonios... y mi compañía era de demonios. Esto no iba a acabar bien

- Y...- comencé diciendo- ¿hacemos una porra? Yo creo que mañana nos han cazado- dije hablando bajo casi imperceptible, lo justo para que sólo el me oyera y mirando al fondo para comprobar que nadie podía oírnos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Mar 3 Jul 2012 - 17:29

—Ya vendrán Blake, verás que somos los indicados para atraparlo.
—No tenemos apuro señor Mortrum.
—Dime ¿cómo funciona lo de la paga?
—¿Eres vampiro de negocios, eh? pues, aquí tengo tu paga— me dice mostrándome una bolsa con oro —tendrás la mitad cuando encuentres a Abysso y el resto si ayudas a atraparlo.
—Por cierto, además de este trabajo, he estado buscando a un tal Interfectorem pues me han dicho que ofrece buenas recompenzas.
—Pero vaya que es tu día de suerte, yo soy socio de él, podríamos guiarlos a ustedes con él si tan seguro estás de querer servirle.
—¿Confías en mí?
—Eres un vampiro, todo lo que veo en ti es el tipo de Oscuridad que busca Lord Interfectorem, si te parecieras a uno de esos seguidores de la Luz que andan tras él, uff, ni te hablo. Mira, te presentaré a mi equipo... ella es Arpía, él es Drake y él Loren Della'Tour, yo y Loren somos de la nobleza pero nos gustan las emociones fuertes y ella junto a Drake son nuestros protectores
—Un gusto conocerlos, soy Mortrum de Rosbasha.— me les presenté tomando sus manos, sabía que me estaban mintiendo sobre su identidad pues me buscaban a mí: Abysso, y cuando escupió la información de mi medio hermano supe que nada de nobleza había en su sangre, sino que eran simples vasallos haciendo lo que yo siempre hago: mentir, hacerme pasar por otros. Les hubiera creído todo si la situación hubiera sido otra.
—Nos tocó buscar a Abysso en las Ruinas, sin dudas al igual que Interfectorem ha de tener decenas de hombres trabajando para él, obvio que por miedo a su hermano, dudamos mucho que esté en esta zona pero cuando nos dividimos se nos seleccionó cubrir este lugar así que si estuviera por aquí sería en los túneles, por el subsuelo de las Ruinas— dijo la muchacha acercándose a mirarme de cerca como sospechando de mi enmascarada personalidad, mientras mantuviera mis ojos apagados no notarían que era demonio... o eso creía yo.
—¿Seguros que él estaría bajo tierra? ¿Por qué?
Porque se dice que hay tesoros bajo las Ruinas, por esos túneles llenos de trampas también hay artefactos hechos con materiales que podrían debilitar a Interfectorem— responde Loren, y tenía sentido: así como a mí la plata me provocaba desmayo al impactar en mi frente, a mi medio hermano ciertos minerales le restaban poder y lo dejaban a un nivel de guerrero menos divino y más intermedio. Era buen plan, los cuatro tontos me estaban sin ellos saberlo ayudando a fortalecer mis oportunidades con Averno, si las cosas salían mal cuando nos topáramos con él... entonces estaríamos preparados.
—¿Y si saben tanto por qué piden nuestra ayuda? ¿a caso quieren empujarnos a esos túneles llenos de trampas para luego caminar sobre nuestros cadáveres hasta la recompensa?
—Eres un mercenario muy inteligente, Mortrum...— me dijo Drake —verás que al final no podremos engañarlos, a la mínima señal se retiran y listo, nos abandonan, ¿te parece?
—Ayudarlos con Abysso es lo que haremos, además deseo conocer a Lord Interfectorem, por eso prefiero seguirles el juego, pero si en todo ésto no hay lealtad sepan que yo y mi amigo demonio tenemos habilidades que no desearán conocer.
—Hecho— me responde Blake con su mano en mi bazo —son un vampiro y un demonio con una amiga que anda con ustedes sin turbación alguna, no somos tontos, puedes confiar en mí.
—Excelente— concluí la charla y parecía todo marchar con el plan, si los planes de estos cuatro eran mejores que el mío estaba frito, pero mientras, ellos eran mi único lazo para hallar a mi hermanastro.

Iba a preguntarles qué tanta demencia tiene Averno, pero creo que estaba muy claro, si ellos sabían tanto sobre sus debilidades y no lo habían traicionado... ¡sí! de seguro aún pasaba de una risa de maniático a una cara rabiosa, o esa cara sin emociones de siempre, lo que no sabían aquellos que se unían a él era que nadie a su lado permanecía con vida más de una semana, siempre por algo eran asesinados, ha no ser por sus tres fieles de siempre y algún otro con habilidades útiles, los demás eran potenciales cadáveres a su disposición.

Mientras esperábamos a mi tripulación intentaban analizarme haciéndome preguntas amables y que parecían simples, pero no podía darles mucha información así que concentré mi actuación en el personaje vampiro con personalidad medio antipática, si la falsa relación laboral que había conseguido con ellos debía sostener sólida, no quedaba otra que alejar los aspectos personales todo lo posible, básicamente es algo que aprendí de Azoxeroth al verlo interactuar con Alywe, o con la gente en general ¡ese sociópata desalmado! digno de admiración a mis ojos, mi exclusivo nexo con el mundo infernal del cual tanto me había desprendido corrompiéndome entre humanos, elfos y otros inferiores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Miér 4 Jul 2012 - 7:27

Aly me había preguntado por cuánto duraríamos. Me giré en dirección a las escaleras y chasqueé la lengua:

- Yo digo que nos pillan hoy, antes de medianoche.

Mientras descendía por escalón a escalón, me fijé en aquellos cuatro individuos. Estaban en medio de una charla con Abysso...o como él dijo llamarse, Mortrum de Rosbasha. Me aproximé hasta ellos y quedé al lado de ''Mortrum'', a la espera de los acontecimientosque tuvieran lugar.

Estos pringaos nos estaban ofreciendo la posibilidad de descubrir el talón de Aquiles de Interfectorem, así, por la cara. Personalmente, prefería un combate limpio y justo, pero conociendo a la mayoría de los demonios, sabía que es mejor utilizar toda la artillería pesada. Bueno, ya veremos, ahora tendríamos que ir por los túneles subterráneos de las Ruinas, en busca de esos cachivaches. Un pequeño pensamiento inundó mi mente y me dirigí a los cuatro, sin a nadie en particular. Abysso ya nos dijo de que quería encontrarse con su hermano, pero únicamente habló de interactuar:

- ¿Por qué Interfectorem - maticé su apodo - está tan ansioso por encontrar a Abysso? - lo decía porque parecía como si todo un ejército lo buscara.

Aunque no cabía mucha posibilidad de que estos mentirosos me respondiesen con algo coherente, pero aun así, guardé una minúscula esperanza por saber más de este juego de detectives y demonios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Miér 4 Jul 2012 - 13:50

Era una apuesta ajustada,... sólo tenía que aguantar hasta pasada la media noche. Aunque claro, mientras bajaba las escaleras y seguía al demonio de la media mandúbula en la cara se me había olvidado comentar ciertos detalles
Primero ¿qué apostábamos? Bueno, eso se vería más tarde... Quizá una ronda de cervezas si le servía como compensación, a mi al menos sí.
Segundo...¿cómo tebíamos que dirigirnos a Abysso? Porque si esos hombres le estaban buscando, no creo que les dijera "¡qué coincidencia! me llamo igual!"

En fin, tocaría actuar, porque cuando quise solucionar la segunda de mis dudas estábamos muy cerca y Azogue había empezado a hablar. Yo me mantuve algo distante, me interesaba oír lo que tenían que decir. La conversación que Abysso había mantenido me la había perdido, pero podía escuchar la respuesta de la pregunta del otro demonio.
Luego caí en la cuenta... ¡oh por Calsun! ahora éramos una nueva campaña y yo le había guiñado el ojo a uno... decidí ocultarme en la espalda de Azogue un poco para que no me vieran los gestos de "¡idiota de demonio!"

Aproveché y de paso como quien no quería la cosa, me dirigí a la barra y pedí un licor. El de la barra dudó en ponérmelo, tuve que repetírselo otra vez de un modo más convincente - ¿acaso los niños juegan con arcos y espadas de verdad? ¿a que no? Pues ya me estás sirviendo eso- no es que le convenciera pero la cara del dragón fue algo como "allá tú con el alcohol si te pasa algo"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Miér 4 Jul 2012 - 17:54

Al llegar con una pregunta Azoxeroth interrumpe la charla que tenía yo con estos cuatro, y justo a tiempo que ya estaban acorralándome demasiado con sus averiguaciones; Drake se adelantó a responder saliéndose un poco de su papel como guardaespaldas:
—Interfectorem no es de hablar mucho sobre sus asuntos, escupe órdenes claras así no tengan argumento alguno, por lo que se rumorea entre sus súbditos pues, que busca a su hermanastro para realizar un ritual el cual aumentará sus poderes de una manera impresionante; me intriga saber si ese ritual es en conjunto con Abysso o usándolo de sacrificio... no sé, está relacionado a las habilidades psíquicas de ambos... ¿Y bien, vamos ya?
La respuesta era más o menos la que yo imaginaba, era perturbador figurarse una idea de lo que podía estar mentalizando Averno, pero en fin, estaban ansiosos estos vasallos así que no podíamos esperar un minuto más.

Nos guiaron hasta una entrada que parecía un agujero en el suelo, estaba señalada por unas rocas con pictografía antigua, me recordaban a las runas que usaban los enanos pero en versión enorme; ese lugar parecía una tumba antes que simples túneles, ya desde arriba se podía oler los cientos de años que eso tenía. los iris de Blake cambiaron de un pestañeo e identifiqué enseguida que era un dragón disfrazado de humano, con esos ojos pudo leer los símbolos y en una lengua desconocida para mis oídos alteró los sellos de dicha entrada provocando que se abriera al compás de esa fonética inmemorial...
—Voy primero— aclaré dejándome caer, pero mi vestimenta se enganchó en una roca y al llegar al fondo con ayuda de mis habilidades psíquicas me preocupó verme sin disfraz, tal vez me habían visto...
—¿Y bien? ¿todo en orden Mortrum?— me expresa en voz alta Loren Della'Tour
—Está muy profundo y filoso, bajen con cuidado— respondí denotando que desde arriba no se me identificaba por la rara iluminación tergiversada por los minerales del umbral...

...con una lanza que posaba en la mano de un cadáver de elfo no alcancé mi ropa, fue con mis extremidades sobrenaturales que desprendí mi disfraz de las rocas y rápidamente me volví a cubrir, cuando me giré a ver ya tenía a Arpía con sus ojos sobre mí acelerándome las pulsaciones de la sorpresa, pero vaya, no denotó nada, sólo que le intrigó verme como un vampiro que se cubría hasta cuando no había sol.
—¿De qué dijiste que estabas enfermo?— me interroga ella.
—Cosa de vampiros, no te preocupes, no es contagioso— inventé una respuesta oportuna fingiendo un poco de tos, eso pareció convencerla.

—Oye Blake, ¿no sabes como encender la luz en este agujero?— recitó Loren su duda creyendo que su colega dragón también a eso tendría la solución. El draconiano de su boca exhaló flamas sobre una estatua y como por arte de magia la energía dentro de su fuego comenzó a activar un sistema que encendió las antorchas en la dirección adecuada entre tantos pasadizos.
—Vaya porqueriza, está todo usurpado y profanado aquí adentro, no tendremos tesoros por lo que veo, o se los han llevado hace cientos de años o Abysso estuvo aquí— dijo Drake con enojo lo cual me hizo reír... vaya fama.
—¿De qué se ríe usted, Mortrum?— me pregunta inquietándome.
—Cjhm, nada, tienes razón, además si Blake conoce estos sistemas ya han de haber entrado decenas de dragones antes— enuncié pateando unos esqueletos humanos contra la pared.
—No quiero desilucionarlos, pero llegar hasta aquí es cultura general para los míos, a partir de ese sendero ya no sé qué nos espera.
Siempre sabes como ponerme de ánimos, viejo— menciona Loren tocando la espalda del draconiano mientras se disponía a avanzar primero en la fila.

Por lo que insinuaban los dibujos en las paredes deterioradas, allí adentro la no-muerte era un factor muy común, sólo podía ambicionar terminar ese viaje lo antes posible sin ninguna sorpresa fantasmal, si ese lugar estaba tan maldito como se hacía ver ¡mierda que estábamos fregados! si supieran que soy Abysso sabrían que yo jamás hubiera optado moverme por un sector así ¡jamás!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Miér 4 Jul 2012 - 22:42

Poco después de hacer el trato y todo eso, la apuesta que hice con Alywe pasó a un segundo plano. Ahora estábamos en unas mazmorras y daba la impresión de que fuera de noche. Veía perfectamente en la oscuridad, debido a que en esos años en los que dominaba por Picos de la Escarcha Eterna llegaba a cazar los días nocturnos y nublados, oliéndo y acechando a la presa. Incluso llegué a temer verme obligado a usar la katana por culpa del descuido de Abysso o Mortrum, lo que sea.

Para mi pequeño asombro, un tal Blake prendió fuego iluminando la zona y pude contemplar más nítidamente aquellas inscripciones grabadas. Bueno, no presté demasiada atención a los malditos garabatos de niños retrasados, pero... ¡al lado había algo intersante! ¡Unas inscripciones hablaban de las Matemáticas! Estuve un buen tiempo observando algunas fórmulas y había alguna que no me sabía. ¡Esos tíos de la era anterior eran unos matemáticos de primera, joder! Ahora bien, había que ser más cuidadoso, puesto que sus trampas serían más complicadas, enrevesadas... y letales.

Mi primera pauesta era cuánto tiempo tardarían en descubrirnos, la segunda apuesta se materializó al poco de terminar la conversación de Abysso & Company: aposté a que Aly apostaba por husmear en este sitio y encontrar objetos de valor. No es que fuera un apestoso altruista, pero tomé la decisión de darle una pequeña recomendación. no la conocía de mucho, pero cuando nos reunimos en aquella taberna, se mostró muy tendente a la recompensa. Por esto y por todo, me aproximé a su lado y dije como algo distraído mientras miraba las otros chapurreos de dibujo:

- No busques demasiado, cazatesoros. Aquí hay más trampas que monedas... - con un deje de decepción terminé.

A continuación, seguí a la manada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Jue 5 Jul 2012 - 14:38

Habíamos salido de esa taberna los dos grupos fingiendo que éramos uno solo.
A mi no me daba buena espina, bastante tenía ya como para fiarme de dos demonios como para agregar a la lista personas que no dudarían en matarnos de la maneras más rastrera y traicionera posible para salvar sus vidas o bien porque sabrían que habíamos intentado engañarles.

Caminamos durante un rato hasta llegar a una madriguera de dragones, o eso me pareció, una guarida que en vez de estar excavada en la roca lo estaba en el suelo. Eso en mi pueblo era madriguera. No importaba lo grande que fuera.
Abysso se adentró el primero, y fue engullido por las sombras, al menos cuando cayó uno preguntó si un individuo llamado Mortum estaba bien... así que al menos ya sabía cuál era el nombre que debía usar para dirigirme a él. Incluso oí un pequeño desprendimiento, pero no tuvo mucha importancia porque todos fueron bajando de uno en uno y no pasó nada.
Cuando llegó mi turno decidí cubrirme las manos con la capa que llevaba a modo de manoplas y esto es porque ellos, alcanzaban fácilmente un lugar donde apoyar sus pies, pero yo no. Así que decidí apoyar mis pies en los extremos de la entrada y deslizarme sobre las punteras y controlar con las manos. Así, vendadas no me hice ningún tipo de daño.

Una vez abajo, Azogue se dirigió hacia mi:
- No busques demasiado, cazatesoros. Aquí hay más trampas que monedas... - me dijo a su pesar o al menos eso parecía aunque a lo mejor estaba intentando pasar desapercibido para aquel grupo de mercenarios de mala muerte.

- Pero no son monedas a por lo que venimos, ¿cierto?- dije dándole un golpe en el brazo con los nudillos y seguí hacia delante pero por detrás de la avanzadilla que había. No quería que me sorprendieran por la espalda, era una presa fácil.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Abysso
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 187
Experiencia 264
Fecha de inscripción : 25/12/2011

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Abysso
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 1

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Jue 5 Jul 2012 - 16:48

La chica que se hacía llamar Arpía se quedó atrás unos instantes mientras avanzaban los demás...

Othara la Arpía / Interfectorem
Ella convoca desde una esfera de cristal con extrañas palabras a Interfectorem, el rostro de su líder aparece en el objeto...
—¿Lo han encontrado ya?
—Aún no Milord, pero estamos buscando bajo tierra en los túneles.
—¿En los túneles antiguos? ¿Acaso pretenden traicionarme?
—Seríamos incapaces de siquiera pensar en tal suicidio, Milord, creemos que si Abysso estuviere aquí en las Ruinas entonces optaría por este sendero.
¡¡JAJAJAJAJAAJAJJAAJAAJAAJAAAAAJAAJJAAAAA!! ... Tienen hasta el anochecer, si no lo encuentran los quiero de inmediato en la guarida, Sinnombre se encargará de todo.
—Sí, Milord.— y la esfera apagó su luz.

Interfectorem había acondicionado una zona abandonada dentro del reino de los dragones como base fija donde poder interrogar, torturar, investigar y planificar, sus vasallos traían a todos los que habían visto a Abysso hasta ahí además de los materiales necesarios para sus alocados objetivos personales. Desde ese sitio Sinnombre tenía acrecentado su poder por el nivel de cuarzo y el tipo de magnetismo de dicho reino, o sea, a distancia podía encontrar a cualquiera que estuviera dormido en estado de sueño o desmayado si tenía alguna pertenencia de ese individuo...
—Descuide Milord, todos duermen en algún momento, tarde o temprano su hermanastro tendrá que descansar; al final lo encontraremos y el ritual comenzará.— la voz aguda y desgarrada de Sinnombre tranquilizó al demonio líder quien se sentó en su improvisado trono frente al gran cristal del cual llegaban los informes de sus hombres.
Tus melodiosas palabras me agradan demonio onírico, por eso es que jamás te he asesinado, pero mi verdadera preocupación son estos Hechiceros Oscuros que tenemos cautivos, sus poderes pronto se desvanecerán y mis cristales dejarán de funcionar, ¿entiendes? no quiero usar palomas mensajeras ni lechuzas, ni cuervos ni arpías.
Me encargaré de que los hechiceros continúen alimentando los cristales hasta que encontremos a Abysso, les provocaré las pesadillas adecuadas para que eximan la energía adecuada.
Hoy te has ganado tres sacerdotisas para la cena, Sinnombre, ya puedes retirarte.

---

—Oye Blake, ¿y si Abysso no está aquí al final? — pregunté tanteando que el riesgo aquí adentro era mayor a cualquier recompensa.
—Si no está al final de estos túneles, no importa, igual luego te conduciré hasta Lord Interfectorem y allí además tendrán su paga por tal servicio.— me responde a tanto aparece en la fila Arpía, ¿cuándo fue que se separó? ¿qué hizo? ni la había notado ausente de tan sigilosa.
—Disculpen la tardanza, estaba curando una herida que se estaba descociendo— justificó ella con dulce voz.
—Sí claro, nadie nunca confiesa que se echó uno o estaba orinando como un perro en un rincón.— pensé enseguida.
Y llegábamos hasta una habitación muy amplia donde parecía haber muchas trampas según intuyó Loren que sabía de ello:
—Sigan mis pasos, pisen donde yo piso, no sabemos qué efectos tenga escondidos esta cámara, tal vez sean agujas, tal vez paredes que se cierran para aplastar, tal vez gases mortales, ¡no quiero averiguar!— aclaró entonces como si yo necesitara que...

...pisé algo sin querer en ese instante seguido a la advertencia, y un conjunto de sonidos nos demostraron que alguna trampa estaba ahora encendida...
—Ehm, fue él— dije señalando a Azoxeroth cuando todos me vieron decepcionados por la torpeza. Inscripciones en lenguaje matemático de complicado patrón (para mis ojos) se iluminaron en el techo mientras el portal atrás nuestro se selló dejándonos para avanzar solamente hacia adelante, pero adelante habían filosos instrumentos moviéndose a gran velocidad de una punta a la otra con rara combinación, ¿cómo pasar por ahí? tardaríamos milenios memorizando esas cuchillas aceleradas ¡y no teníamos tanto tiempo! tampoco podíamos confiar en pasar teniendo suerte, ¿o sí?
Oh qué bien, ahora estamos muertos, gracias Mortrum— declaró Loren poniendo sus brazos en forma de jarra.
—No me culpes hasta que realmente estés muerto— anuncié con esa expresión y Blake se tomó el hueso nasal con su pulgar e índice cerrando los ojos para suspirar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
alby
Divinidad
Divinidad
avatar

Mensajes 926
Experiencia 856
Fecha de inscripción : 22/11/2008
Edad : 19
Localización : El Sabio no me permite decirlo

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alby Rocnus
nivel:
8/20  (8/20)
Monedas: 189

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Jue 5 Jul 2012 - 20:17

Nuestro destino nos había conducido a un nuevo lugar, las ruinas. Tras haber abandonado a nuestros compañeros en aquel lugar de los barrios bajos todo resultó ser más fácil, nos reunimos con nuestros informadores, un buscador de origen demoniaco y más hermanos suyos. Aunque al principio parecían que no iban a decir nada tras escuchar el ruido metálico de las monedas al mover la bolsa y un pequeño “juego luminoso” hizo desembuchar la información que queríamos.

Nunca me había gustado el uso de la violencia para resolver los conflictos, al menos agradecía que nuestros informadores no sufrieron ningún daño, pero por el contrario, si parecían asustados por las esferas de luz que rondaban por su alrededor. Al final les regalé algo de oro, quería compensar las molestias ocasionadas, aun sabiendo que la mayoría de demonios eran malvados, no tenía nada en contra de aquellos por lo que tan pronto nos dieron los conocimientos que necesitábamos nos marchamos.

El pariente de Abysso se lo pasaba a lo grande en este terreno casi volcánico, estaba reuniendo demonios además de intentar fortalecerse, ¿Todavía quedaba la opción de optar por la diplomacia o por el contrario nos preparábamos para una guerra inminente?

Sea como fuere, estábamos aquí puesto que si nuestros amigos demoniacos no nos habían mentido, los agentes de Interfectorem se movían por aquí buscando a mi ex compañero demoniaco, parecía bastante extraño ¿Si eran parientes por qué movilizaba tropas para encontrarlo? ¿Tal vez era una simple riña entre familiares? ¿Son así las riñas de los demonios?
Había pedido a mis compañeros que me dejaran solo en esta búsqueda, debía encontrar a los agentes de nuestro objetivo y si conseguía persuadirlos lo suficiente me llevarían hasta su señor y desde dentro, podría abrir una entrada a mis buscadores si la diplomacia quedaba totalmente inútil. Pero no podía presentarme así como me encontraba actualmente, sería un suicidio presentarme como mago blanco, debía cambiar mi apariencia, una vez más y tenía en mente con lo que me vestiría.

Sucesos ocurridos un mes atrás habían cambiado algo en mí, pero no era momento de rememorar todo aquello. Presto, recogí mi nueva ropa y otros útiles con los que modificar mi apariencia, aparentar una vez más lo que había sido un mes atrás, durante mi estancia en la Tierra, lejos, muy lejos de Gold. Me alisé el pelo el cual al principio se resistió con ferocidad, pero después se volvió dócil cual cachorro, prescindí de mi túnica blanca y mi ropa para optar por una de color negro, un conjunto negro compuesto por una camiseta de mangas largas, unos pantalones y todo ello bajo una túnica abrochada con un único botón metálico.

Aun no era suficiente, haciendo uso del maquillaje tradicional japonés empleado por las antiguas geishas mi piel que había cogido un tono más oscuro por la estancia en lugares demasiado soleados se tornó blanca como la nieve, cara, mano, incluso pies. Por último cogí mis lentillas de color rojo y con algo de incomodidad me las coloqué en los ojos, nunca me había gustado ponerme cosas en mis globos oculares pero era necesario.

Ahora estaba todo completo, solo necesitaba respetar una regla muy importante, no hacer uso de magia blanca ni de mis báculos en su presencia, sería como decir a gritos quien era, solo contaba con un cuchillo y una espada normal y corriente que me habían dejado mis buscadores para que me defendiera. Estaba listo para pasar a la acción.
Innumerables eran las formas de entrar en las ruinas, laberintos que se extendían por las entrañas de la tierra formando redes que se conectaban… Redes conectadas, eso suponía que entrara por donde entrara, al final acabaría por toparme con ellos. Vamos a ello.

No tardé en entrar en el interior de las ruinas pero solo me topé con una sala que tenía en suelo roto justo en el centro, lo que me abría un camino para adentrarme en sus profundidades, la altura no era muy grande además de que la sala parecía segura, de haber habido alguna trampa, al desmoronarse el techo hubiera disparado hace tiempo todas las trampas que hubieran quedado inutilizadas después, por lo que salté sin preocupación alguna. Ahora el camino se complicaba, un pasillo largo que no parecía seguro, pero tenía mis ases en la manga.

Recogí un par de guijarros de los escombros que se hallaban sembrados por el piso junto a flechas rotas con puntas oxidadas, como suponía, las trampas se habían disparado. Arrojé un primer guijarro sobre el suelo del pasillo, nada ocurrió, arrojé otro un poco más lejos, tampoco. Lancé un último con algo de fuerza lo que hizo que activara una simple trampa en la que el piso se abría, la única trampa del pasillo.

Avancé con cautela intentando poner la mínima fuera en mis pies por si se disparaba algún trampa que no había conseguido reconocer, pero todo continuó con calma hasta la fosa que se había abierto dejando ver miles de agujas y lanzas, una trampa simple pero eficaz. Pude ver algo de oxidación en los filos metálicos y lo que parecía ser sangre seca, pobre desdichado quien cayera en una trampa como esa.

Aun quedaba un borde por el que si tenía cuidado podía avanzar, colocándome de espaldas a la pared y muy pegado a ella, anduve con cuidado, un simple resbalón suponía el final. Final que no llegó, el pasillo quedaba atrás después de salir por un arco algo dañado que daba a lo que parecía un antiguo salón con balcones a derecha e izquierda de la sala, cinco columnas aguantaban a los balcones sobre nuestras cabezas. Por un momento bajé la cautela para observar esta extraña arquitectura, ¿acaso era una antigua fortaleza? Un ruido me alarmó pero pude escabullirme rápidamente tras una de las columnas que eran suficientemente gruesas para tapar mi cuerpo.

Por un lado pude divisar a una criatura la cual era iluminada por la luz que entraba desde una abertura lejana en el techo, la bestia parecía una quimera de un tamaño superior a lo normal, más grande que un caballo además de que lo más gracioso es que llevaba una llave colgando de su cuello.

-Así que si los aventureros quieren avanzar, la llave de la bestia han de robar-pensé con algo de humor mientras me apoyaba en la columna. La criatura andaba arrastrando su abominable cola de serpiente como si esta estuviera muerta o simplemente durmiendo, aparte de que tenía una importante cicatriz que le recorría una de sus caras, la del león, pasando por su ojo derecho. Parecía que estaba patrullando la sala, pero no se introducía bajo los balcones, eso me brindaba algo de ventaja.

Si quería la llave debía luchar, pero enfrentarme directamente sería una locura, no podía usar la magia blanca si no quería alertar a mis objetivos. Miré a mi alrededor en busca de algo que me pudiera ayudar, entonces me fijé en una cuerda antigua que estaba entre unos escombros fuera de los balcones, era mi única opción, hacerme con la cuerda y domar a la criatura, algo suicida pero era lo único que podía hacer si quería esa llave. Esperé unos segundos y agachado avancé hasta la primera columna que tenía en mi camino hacia la cuerda, la quimera pareció no darse cuenta, no avancé hasta la según da hasta cerciorarme de que había camino libre y lo mismo con la tercera. Ahora venia el paso complicado, no había más columnas y había un buen trecho entre los escombros y yo. Revisé mi inventario, aun tenía un guijarro, solo tenía una oportunidad, lancé el guijarro al otro extremo de la sala con la esperanza de alertar a la bestia.

Mis esperanzas aumentaron al ver que la criatura avanzaba hacia donde había lanzado el guijarro, ahora o nunca. Corrí lo más rápido que pude ara después derrapar quedándome tumbado detrás de los escombros con la cuerda cerca ¿Me había visto o lo había conseguido? Pasaron unos segundos que me parecieron horas, en mi locura decidí tras hacerme con la cuerda asomarme por encima de los escombros, la bestia no se había enterado de nada y parecía que tenía intenciones de irse por donde había venido, no podía permitirlo.

Momento de atacar. Salí de mi escondite y subiendo a los escombros empecé a correr para al final saltar sobre la criatura y caer sobre su lomo con su desconcierto. Aproveche para pasar la cuerda por sus dos bocas y agarrarla cada extremo con una mano, sería complicado, nunca había intentado domar a algo con más de una cabeza y boca. La quimera se revolvió y encabritó mientras intentaba tirarme pero yo me aferraba a mi puesto en su espalda y tiraba de la cuerda como un jinete de las riendas de su caballo.

Pero la bestia no se daba por vencida, optó por otra táctica, corrió hacia una de las columnas para después intentar golpearme con ellas pero yo con otro tirón de cuerdas conseguí que la quimera derrapara un poco y se golpeara con una y otra columna tirando dos al suelo. En ese momento el techo empezó a resquebrajarse y a romperse, los balcones se caían sobre nuestras cabezas. La quimera hizo ademán de escapar pero yo fui más rápido, levantándome de mi puesto puse salté mientras me impulsaba en las dos cabezas de la criatura para escapar, lo cual conseguí aunque me dañe un poco el hombro derecho al caer sobre él.

El balcón se había desmoronado sobre la quimera, enterrándola, pero no antes si dejar a la luz la llave arrancada de su cuello, me reincorporé y recogí mi premio pero algo malo ocurrió, al acercarme el suelo se resquebrajo y se hundió llevándome a una nueva sala a mí y a la llave la cual había guardado…

Off rol: Sentiros libres de encontrarme tirado en cualquier sala xD (Claro está, vivo y no en la que os encontráis actualmente)

_____________________

Sí no aparentas una amenaza, la presa se confía y se vuelve mas vulnerable

Boku wa A desu



Inventario
Spoiler:
 


Otras firmas:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.goldmedievalrol.net
Azogue
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 133
Experiencia 194
Fecha de inscripción : 20/05/2012
Edad : 22
Localización : Delork-Kas

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Azogue
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 25

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Jue 5 Jul 2012 - 22:18

¡Joder, cómo la caga Abysso! No puede dar más de diez pasos sin armar jaleo. En fin, qué se pdía hacer... Aquella trampa era muy útil para cercenar tanto tendones como ligamentos. Habría que ir aportando mi granito de arena. Con un taconazo de izquierda, me perdí en las sombras y atravesé el pasillo de cuchillas de afeitar sin ningún contratiempo.

Al poco de superarlas, me dije que cada trampa tiene su truco. Escudriñé por las inscripciones. ¡Ah, sí! Esto parecá concordar. Tras unos segundos que se me antojaron eternos, encontré un pequeño resorte. Al activarlo, las paredes se estabilizaron y las cuchillas se introdujeron en su interior, abriendo el paso para el grupo ''Amigos de Averno''. Sin embargo, pagué un precio no muy caro, pero significativo.

A mi lado, ni me había percatado de ello, había un portal que me arrastró hacia su interior. Este teletransportador comunicaba con Delork-Kas. Averno estaba no muy lejos de aquí, pero yo ya no pude hacer nada más, pues el portal me tragó y volví nuevamente al infierno. Intenté elevarme para llegar otra vez a teleportarme, pero fue inútil pues se desvaneció ante mis narices.

- Mierda... - maldije.

Abysso y Alywe ahora tendrían que aferrarse a su suerte. Esperemos que venga alguien más pa' socorrerlos, pues yo ya había quedado fuera de juego...

[[DEJO POST]]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alywe
Devoto
Devoto
avatar

Mensajes 130
Experiencia 180
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 28
Localización : Detras de ti... BU!

Hoja de personaje
Nombre del personaje: Alywe
nivel:
1/20  (1/20)
Monedas: 15

MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   Vie 6 Jul 2012 - 14:10

Al principio todo parecía normal, la mujer de los mercenarios se apartó un poco del grupo y nosotros continuamos hacia delante. A la vuelta dijo que se había quedado atrás para sanear una herida que podía infectarse por que se había descosido. Tuve curiosidad, como siempre y más siendo desconfiada y con razón de ese grupo al que nos habíamos agregado. Pero no vi ninguna herida a la vista, y eso significaba que tenía que haberse quitado parte de su armadura, tampoco hizo gesto de incomodidad en ningún momento. Fruncí el ceño "aquí huele a chamusquina" pensé. Pero llevaba oliendo a algo malo desde que salimos de la taberna en paz y armonía.

Esa paz duró poco porque Abysso, aunque quiso cargarle el muerto a Azogue, había pisado una baldosa

- ¡Pero qué entiendes tú por "pisad donde piso"!- Las pareces sacaron espadas! que locura. Yo puse mis brazos en ambos extremos, y levanté mi cuerpo. Si hubiera estado lenta adiós a mis pies, bueno más bien tobillos.
Al trauma de la trampa había que sumarle un ruido horrible que provenía del final del pasillo. Una bestia o algo por el estilo estaba rugiendo enfurecida. Al menos el sonido nos llegaba por el extremo del pasillo.

Por suerte, alguien que entendía de inscripciones de esas ruinas pudo pararlo. Azogue nos había salvado. Pero ¿dónde se había metido? No conseguimos verle. Posé de nuevo mis pies sobre el suelo, y me adelanté con cuidado de no pisar nada más, por suerte era bastanté ágil y ligera.

- No está- dije con un tono de admiración y de extrañeza- ¿qué ha pasado?- yo no quería desaparecer así.
Luego, a riesgo de poner mi pellejo en peligro comenté.

- ¿Y si voy delante para que nadie pise nada que no deba?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rol-elbardofeliz.activosforos.org/forum
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Interfectorem el forajido II [Libre]   

Volver arriba Ir abajo
 
Interfectorem el forajido II [Libre]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Divirtiéndome un rato [libre]
» Fénix... [LIBRE]
» ¿Compradora compulsiva? Puede ser~ {Libre}

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Gold Medieval Rol :: Reino Dragón :: Ruinas Antiguas-
Cambiar a: